Festejo de primero de año

 Grecia durante un largo período ha tenido distintos tipos de conflictos los cuales hicieron que muchas personas hayan perdido sus viviendas y hasta su pueblo entero. Esto hacía que tengan que emigrar frecuentemente hacia otras zonas del país. 

 

 Un ejemplo es lo que sucedió con sobrevivientes de un pueblo en la zona de Romillia del Este (al Norte de Tracia), llamado Monastiri. 

 Por conflictos étnicos y tras el incendio de su pueblo, esta gente salió en busca de un nuevo hogar el cual terminaron por encontrarlo en la región de Tesalia. Allí se han establecido y a su nuevo pueblo lo han nombrado ¨Neo Monastiri¨ (a unos 360 kilómetros de Atenas).

 

 Juntos con ellos se han llevado también las tradiciones del Este de Romillia, y una de ellas es la que tuve la suerte de conocer y vivenciar: ¨Kamiliérides¨ o ¨Kamíles ke Ntivitzides¨  (Καμήλες και Ντιβιτζήδες).

 

 Ésta tradición, que se revive cada primero de año, simboliza el renacimiento, el comienzo de un nuevo ciclo de vida. Se relaciona también con la fertilización de la tierra y la idea de despertar a la Madre Naturaleza de su hibernación. ¿Pero, cómo es que intentan despertarla? 

 

 Para ello debo presentarles a los protagonistas de la tarea: los ¨kamiles¨ y ¨Ntivitzides¨.

 

 Los primeros son una especie de camellos, con cencerros colgados. Se trata de personas dentro de un disfraz que van por toda la plaza del pueblo saltando, intentando despertar a la Madre Naturaleza con el ruido de sus cencerros y bastante seguido son los que se pelean con los Ntivitzides. 

 

 Éstos últimos, son personas disfrazadas con pieles de carnero y con una máscara decorada con pequeños espejos para exorcizar a los espíritus, también llevan cencerros en las piernas para que suenen mientras bailan o se pelean, y en la mano todo el tiempo sostienen un palo de madera con el que frecuentemente golpean el suelo para ¨chantajear¨ la fertilidad de la tierra. 

 

 No es que haya un personaje de cada uno, sino que hay varios, y hasta los más pequeños se disfrazan. Entre ambos personajes comienza a haber un juego de peleas durante todo el día. Pero ellos no son los únicos que, a su manera, quieren despertar a la Madre Naturaleza. Todos los demás presentes nos unimos en una ronda alrededor de la plaza del pueblo para bailar hasta el cansancio bailes de la región de Romillia del Este (miliso, klostros, entre otros)

 

 Nosotros somos una razón para que los Ntivitzides nos molesten mientras bailamos, golpeando el palo de madera cerca nuestro o sacándonos de la ronda para bailar con ellos… 

 

 Parte de la tradición también es juntarse la noche anterior, los kamiles y Ntivitzides junto con los músicos del pueblo y van casa por casa cantando (esto se llama patinada). Las amas de casa suelen salir con comida que prepararon para la ocasión y la reparten entre todos los que en ese momento participan de la patinada. 

 

 Es así como muchas familias y amigos esperan este día para reunirse en ese pueblo a festejar la llegada del nuevo año, revivir tradiciones, tomar, comer y bailar hasta entrada la noche. 

EAWEB (2)
EAWEB (3)
4
3
1
2
5
7
6
8