La bebida mas tomada en Grecia

 En toda Grecia es muy común ver a la gente por la calle tomando un café frío (hasta en invierno). Las cafeterías se llenan de grupos de amigos que pasan horas sentados y cada uno se pide su ¨freddo'' preferido. Se ve mucho también en la gente grande y en los pueblos. El café no tiene límite de edad, no conoce de clima ideal y no pide permiso a ninguna hora. Puede ser invierno, la hora de la cena y vas a ver gente tomando uno.

 

 Más allá del café griego que casi todos deben conocer ya (café turco se llama también), están los cafés fríos que forman las primeras filas en la lista de las cafeterías: el frappé, el freddo expresso y el freddo cappuccino.

 

 El café más barato que vas a poder pedirte es el frappé, se trata de café soluble con agua y hielo. La leche la tenés que pedir como extra (no es que te va a costar más, solo que si no se lo pedís no le pondrán). Y generalmente le ponen leche evaporada (podés pedirle que usen leche fresca no te asustes).

 

 En segundo lugar, económicamente hablando está el freddo expreso: para este ya usan café expreso y por ende es mucho más sabroso que el frappé. Suele ser pequeño en medida y lleva solo agua y hielo. (Ojo! Que sea pequeño para los griegos no significa que lo tomarán rápido, pueden estar horas con el mismo café y es por eso que se pasan horas sentados en las cafeterías).

 

 El último y por centavos de diferencia está el freddo cappuccino: consiste en café expreso también, agua, hielo y leche fresca batida (no quiero influenciar, pero es el más rico!).

 

¿Qué tienen en común estos tres tipos de café? Que se toman con sorbete.

 

 El azúcar:

 

 Una cosa a tener en cuenta y que me sorprendió al llegar acá es que para la mayoría de los cafés, ya sean fríos o calientes, tenés que especificar vos qué cantidad de azúcar querés que lleve, y de esa manera te lo servirán. Entonces tenés que saber que las medidas básicas son tres:

 

 Skéto (amargo), métrio que vendría hacer unas dos cucharadas  y glikó que son unas tres cucharadas (dulce).

 

 Entonces ya sabiendo todo esto solo te queda pedir tu primer café frío, por ejemplo: thélo éna freddo cappuccino métrio (quiero un freddo cappuccino con medio de azúcar) y nunca te olvides los modales: parakaló (por favor) y evjaristó (gracias)

 Kalí apólavsi! (que lo disfrutes)